El técnico de Boca, Gustavo Alfaro, admitió que su equipo no derrotó esta noche a Newell’s en La Bombonera, al terminar 1-1 por la octava fecha de la Superliga, “porque faltó la capacidad de generar fluidez con espacios a favor para liquidarlo”.

Alfaro dijo en conferencia de prensa que Boca “jugó ante un rival complejo, que hace tres o cuatro cosas muy bien”.

Teníamos que tener capacidad para tener la pelota, presionar rápido y tener movilidad, pero nos costó mucho al principio del partido”, admitió el entrenador, y aclaró que puso en cancha “un equipo con muchas variantes respecto del que había jugado con San Lorenzo la semana anterior”.

Y sobre el juego de su rival, el DT añadió: “Empezamos ganando el partido y lo controlamos mejor, en el segundo tiempo estábamos presionando bien, Newell’s no tenía gestación de juego en el medio, pero nos faltó fluidez”.