Boca derrotó 1-0 a Gimnasia y se quedó con el título de la Superliga. Carlitos Tevez anotó el gol que desató la fiesta total en la Bombonera

Era uno de esos famosos partidos que se juegan en dos canchas a la vez. El Xeneize sabía que tenía que ganar pero a su vez necesitaba un buen resultado de Atlético Tucumán para poder quedarse con el trofeo. Y el primer tiempo en la Bombonera fue flojo, con pocas emociones y mucho nerviosismo, pero desde la capital tucumana llegaron primero un gol del Decano y luego el empate de River, por lo que la cancha de Boca fue un terremoto de emociones.

Pero claro, Boca tenía que hacer lo suyo. Y lo hizo en la etapa final. Carlitos recibió una pelota en el borde del área y sacó un latigazo que dobló la resistencia de Broun para decretar la apertura del marcador. Lejos de festejar, la Bombonera seguía esperando novedades desde Tucumán, hasta que el pitazo final en el José Fierro coincidió con el último silbatazo de Tello y, ahí sí, se desató el grito contenido.

Enorme conquista de Boca. La estrella número 69 ya está en las vitrinas de la Bombonera y es hora de seguir delirando. La oportunidad para seguir dándole rienda suelta a este festejo será el martes en la segunda presentación del año por la Copa Libertadores. Pero para eso falta, ahora hay que celebrar que el título más importante del fútbol nacional se tiñó de azul y oro.