Al igual que lo hizo con River por la utilización de bengalas en las tribunas, la Confederación Sudamericana de Fútbol le impuso a Boca una multa de 35 mil dólares por incumplir con la cantidad mínima de entradas de protocolo entregadas en la revancha de los octavos de final de la Copa Libertadores ante Athletico Paranaense, el 31 de julio pasado.

Lo entregado por dirigencia del Xeneize no alcanzó lo estipulado en el artículo 4.1 del manual técnico de derechos comerciales y marketing de las competiciones continentales de clubes, que afirma que el local debe ceder una cifra cercana a las mil localidades entre plateas y palcos.

La suma será descontada del dinero correspondiente a los derechos de televisación y premios que deberá recibir el conjunto azul y oro al final de la competición.