Boca goleó a Huracán en la Bombonera

POR @PAMPAARANDA 28/12/2020

 

El conjunto de Miguel Ángel Russo venció 3-0 al Globo con doblete de Ábila y el restante de Obando. El DT del Xeneize apostó por la misma base que le ganó a Independiente la fecha pasada

    {«source_sid»:»324645AE-FE93-4899-BE52-21D64DACD967_1609110146257″,»subsource»:»done_button»,»uid»:»324645AE-FE93-4899-BE52-21D64DACD967_1609110146234″,»source»:»other»,»origin»:»gallery»}

Boca, con el ánimo por las nubes tras haberse clasificado durante la semana a las semifinales de la Copa Libertadores por tercer año consecutivo, le ganó 3-0 a Huracán en un partido válido por la tercera fecha de la Zona Campeonato A de la Copa Diego Maradona, un compromiso que asumió con una formación suplente similar a la que venció la jornada pasada a Independiente, en Avellaneda.

Los goles los marcaron Wanchope Ábila, a los 25 y a los 45 minutos del primer tiempo, y Agustín Obando, a los 45′ del complemento. El encuentro se jugó en La Bombonera, fue arbitrado por Ariel Penel y televisado por la señal TNT Sports. Con estos tres puntos, la Zona Campeonato A del torneo doméstico tiene como único líder a Boca, con 7 unidades, mismos puntos que River, mientras que Argentinos Juniors, con un juego pendiente, tiene 4. Luego se ubica el Globo con 3, Arsenal de Sarandí 2 y cierra Independiente, sin puntos tras haber perdido los dos partidos que jugó.

Boca jugó un gran encuentro, que lo fue llevando de menor a mayor y que lo ganó con total justicia por 3 a 0. Wanchope Ábila fue una de las figuras por sus dos goles, en su regreso tras una lesión, pero no el único. Cardona y el juvenil Zeballos también mostraron un nivel superlativo en un equipo que estuvo integrado por mayoría de suplentes, como ocurrió la semana pasada ante Independiente.

Pese a la contundencia de Boca, el partido comenzó con polémica ya que a los cuatro minutos Ariel Penel, a instancias del línea, anuló un gol de Juan Garro por offside. En la repetición se ve claramente que el delantero de Huracán parte habilitado, aunque también es cierto que el arquero Agustín Rossi no disputó la pelota tras oír el silbato del juez.

Al margen de esa acción, el Xeneize manejó los hilos del encuentro y avisó al minuto siguiente tras una excelente jugada individual de Ezequiel Zeballos. El juvenil, a pura velocidad, superó a cuatro rivales, el último con caño incluido, y definió por encima del arquero, con la mala fortuna de que la pelota impactó en el travesaño y se fue desviada.

Bajo la atenta mirada de Carlitos Tevez, quien sorprendió en la platea con un atuendo particular, Boca llegó a la apertura del marcador tras una estupenda jugada colectiva que nació en los pies de Zambrano, continuó con un pase preciso en diagonal de Mas para Cardona, quien asistió al centro del área para el tanto de Wanchope Ábila.

Huracán tuvo algunos intentos, pero se encontró con un muy seguro y siempre bien ubicado Agustín Rossi. Como la que le tapó a Lozano, en una estupenda reacción. Mauro Zárate respondió con una pinchadita desde el borde del área, que se fue apenas desviada, mientras que el Globo con una corrida bárbara definió cruzado, muy cerca también. Hasta que en la última acción de la primera etapa, apareció nuevamente la ley del ex y Wanchope Ábila anotó a colocar para el 2-0 parcial.

En el complemento, la visita tuvo más dominio de la pelota, pero no llevó un claro peligro a su rival. Al minuto Arregui, quien tenía amarilla, debió ser expulsado por un planchazo a Wanchope, y dos minutos después Cardona avisó con un remate que tapó muy bien Facundo Cambeses. Ramón Ábila demostró que estaba muy enchufado y casi convierte con una tijera similar al tanto en la temporada pasada frente a Colón en Santa Fe.

En Huracán no caben dudas de que el mejo jugador fue Andrés Chávez, quien no solo habilitó a sus compañeros sino que también contó con sus propios remates de gol, ahogados por Agustín Rossi. Hasta que como ocurrió en la primer etapa, en la última jugada del partido Boca convirtió el tercer con un golazo a colocar desde la puerta del área de Agustín Obando, quien anotó así su primer gol en primera división.

El resultado final por 3-0 le cae muy bien a Boca, teniendo en cuenta que se aseguró el liderazgo en esta fecha y siempre es importante anotar muchos tantos por la diferencia de gol que le puede brindar al puntero la chance de jugar la final con el líder de la otra Zona Campeonato por la Copa Diego Maradona.

El Xeneize completó una semana excelente, ya que el domingo pasado superó como visitante a Independiente por 2-1 y tres días después, el miércoles, avanzó a las semifinales de la Libertadores merced a una victoria sobre Racing por 2-0 que le alcanzó para revertir la derrota por 1-0 que había sufrido en el Cilindro.

En el horizonte boquense asoma como prioridad la eliminatoria ante el Santos de Brasil, al que recibirá el 6 de enero desde las 19.30 en la capital porteña, mientras que el desquite será el 13 de enero en idéntico horario, en el estadio Vila Belmiro, en la ciudad de San Pablo. La otra semifinal de la Libertadores la animarán River y Palmeiras, el 5 de enero en la cancha de Independiente, donde los Millonarios ejercen su localía, y el 12 de enero en el estadio Morumbí, de San Pablo.

En cuanto al equipo dirigido por Miguel Ángel Russo, más allá del cruce “copero”, tiene otro desafío importante, ya que jugará su primer Superclásico del nuevo año el sábado próximo por la cuarta fecha de la Copa Diego Maradona, cuando reciba a River en La Bombonera desde las 21.30.

En cuanto al partido ante Huracán, el entrenador usó casi la misma formación que le ganó al Rojo, con tres variantes que son los ingresos de Nicolás Capaldo por Diego Pulpo González, afectado por una contractura en el recto anterior del muslo derecho, el colombiano Edwin Cardona por el correntino Agustín Obando, mientras que en el ataque reaparece el cordobés Ramón Wanchope Ábila luego de dejar atrás una lesión muscular más, y en este caso salió del equipo Franco Soldano.

Boca sacó provecho de la mayor categoría de sus jugadores, como el cordobés Julio Buffarini, el peruano Carlos Zambrano, Mauro Zárate o el mencionado Cardona, para lograr una victoria que lo dejó bien perfilado para intentar avanzar a la final del torneo local.

Huracán, por su parte, no pudo contar con Esteban Rolón y Franco Cristaldo, contagiados de coronavirus confirmó este sábado por la tarde el departamento médico del club. El historial de partidos entre ambos favorece ampliamente a Boca, que se impuso 98 veces contra 39 de Huracán, más 52 empates al cabo de 189 enfrentamientos.

You may also like...