En el último mercado de pases Sebastián Villa, que tiene contrato hasta 2023, fue sondeado por clubes del viejo continente y Boca ni lerdo ni perezoso, actuó con rapidez y le actualizó el contrato con una importante cláusula de recesión.

La dirigencia Xeneize sostiene su actuar respecto de blindar a los jugadores que despiertan el interés en el mercado y lo tasó en 30 millones de dólares, además de mejorar las condiciones de su salario, tal cómo hizo con Benedetto , Pavon y Maroni .

Como es habitual las selecciones nacionales aumentan el valor de los deportistas y las participaciones del cafetero en el conjunto dirigido por Carlos Queiroz es uno de los principales desencadenantes de la actualización de su contrato.