Boca se entrenó esta mañana con normalidad y a la par de sus compañeros estuvo Toto Salvio , luego de la molestia muscular que había sentido la semana pasada y que le impidió estar desde el arranque ante River. El gran objetivo es tener al Toto para la revancha.

El problema del futbolista surgido en Lanús fue en la cicatriz del desgarro que había sufrido en el isquiotibial izquierdo el 28 de agosto frente a Liga de Quito en la Bombonera. Ahora todos los cañones apuntan al partido de vuelta contra el Millonario, que se disputará el 22 de octubre como local.

El otro que se sumó a los trabajos junto al resto del plantel fue Paolo Goltz, ya recuperado de una distensión en el pectíneo (musculo que está al nivel de la ingle). En tanto, Daniele De Rossicontinuó con movimientos diferenciados a raíz de una sobrecarga en el isquiotibial derecho.