Centurión: crónica de un regreso anunciado

Por: Agustin Caballero

Que sigue en Boca, que regresa a San Pablo, que va a Racing, que firma con el Genoa; la novela que se llevó todas las miradas en el mercado de pases Xeneize transitó una seguidilla de pasos interminables y culminó de la mejor manera para el jugador y Guillermo: Ricardo Centurión, luego de una incertidumbre que se prolongó día a día en torno a su futuro, seguirá vistiendo la camiseta azul y oro.

El volante, una vez terminado el torneo que lo coronó campeón, finalizó su préstamo en Boca y emprendió la vuelta a Brasil para vacacionar y, posteriormente, retornar al club dueño de su pase: San Pablo. El jugador, antes de viajar al país limítrofe, brindó una entrevista trascendental para TyC Sport donde manifestó su deseo de seguir en La Boca en reiteradas ocasiones. “Si no sigo en Boca me retiro”, sentenció el ex-Racing para marcarle la cancha a los dirigentes paulistas y también a Angelici. Sin embargo, a pesar del deseo del Mellizo de seguir contando con los servicios futbolísticos del 10, la suma de dinero que ofertó Boca para catapultar la estadía del volante en el club fue escasa y la dirigencia de la institución brasilera la rechazó.

Las negociaciones siguieron su rumbo, pero la realidad marcaba que el futuro futbolístico de Centurión estaba lejos del club de La Ribera. El jugador, en ese entonces, lo comprendió y usó su cuenta de Instagram para despedirse de Boca: publicó múltiples imágenes de su paso por el club y escribió un emotivo mensaje de agradecimiento.

Racing, dueño de un porcentaje del jugador, inició charlas con el club paulista y manifestó el deseo de repatriar a Ricky. No obstante, al igual que con Boca, San Pablo tampoco llegó a un acuerdo con la academia y Centurión, que era noticia no sólo en lo deportivo sino también en lo personal -publicó imágenes con mensajes desafiantes en sus redes y trascendió una foto de él sosteniendo un arma de fuego-, viajó a Italia para firmar contrato con Genoa, club en donde tuvo un fallido paso en la temporada 2013-14.

Sin embargo, las ansías de seguir vistiendo la camiseta azul y oro por parte de Centurión siguieron latentes y Guillermo aumentó este deseo comunicándose frecuentemente con el jugador. Estos conjuntos de situaciones hicieron que el volante retrasara la revisión médica, la firma del contrato y apretara a la dirigencia de San Pablo para que llegue, finalmente, a un acuerdo con el club Xeneize.

El accionar de Ricky sorprendió a la dirigencia de Boca que hizo su parte y ofertó alrededor de 5 millones de dólares para adquirir su pase, cifra que convenció al club brasilero y de esta manera Centurión volverá a Argentina para firmar un contrato que lo liga por los próximos tres a cuatro años con la institución Xeneize y posteriormente, el lunes, viajará a Paraguay para incorporarse a la pretemporada bajo el mando de los Mellizos.

You may also like...