Otro acierto de la dirigencia, donde vale… en la cancha!

Por @kaniLucas 10/08/2018

Cuando llega un técnico a un equipo siempre tiene sus propios pedidos, “caprichos”, jugadores que ya conocen, etc. Y hay otras veces donde la dirigencia no le pide opinión al director técnico y hace su propia apuesta confiando en allegados, representantes o por propio gusto.

Había pasado con Wilmar Barrios, donde tuve que sufrir la “adaptación” al futbol argentino y no era tenido en cuenta, hasta que una baja por citación de un compañero a su selección, lo puso en el 11 titular, del cual nunca más salió, convirtiéndose en una pieza clave, querida por la hinchada e intocable con asombrosas actuaciones.
Este es un nuevo caso, donde la apuesta de la comitiva se ganó su propio lugar: Ramón “Wanchope” Ábila llego por gusto de la dirigencia, mejor dicho, del Presidente, para reforzar la delantera al comienzo del semestre. Con Darío Benedetto recuperándose de la rotura de ligamentos.
El técnico no mostraba indicios de que sea de su gusto, colocando a Carlos Tevéz de 9, posición ya demostrada que le cuesta o por lo menos que no es la ideal para su juego.
Wanchope se ganó el puesto partido a partido demostrando que está a la altura de la circunstancia siendo clave en el bicampeonato. Convirtiéndose en el relevo ideal a la espera del más que querido “Pipa” Benedetto.
Con un gol abriendo la llave contra Libertad de Paraguay el delantero suma en sus últimos partidos 9 goles, dejándole a claras a Guillermo que puede confiar, con o sin el Pipa en el mejor de sus momentos.
Acierto de la dirigencia y mérito propio del cordobés a fuerza de goles.

You may also like...