Quedó gagá

El desgarro de Fernando Gago desnudó varias falencias del equipo en defensa y en ataque. Desde que él no está en la cancha se vio un Boca desordenado en la presión, impreciso y con falta de ideas en la ofensiva. ¿Cómo se lo puede suplir?

Por @diegoemaio

 

El plantel debe prepararse para suplantar al ex Real Madrid porque aún tiene para 20 días de parate, más el tiempo que le costará volver a agarrar ritmo futbolístico. Arruabarrena piensa en variar los nombres del mediocampo para no perder eficacia en la presión, ni la precisión en los toques.

Sin embargo, el jugador que más siente la ausencia de “Pintita” es Nicolás Lodeiro. El “uruguayo” se notó perdido tácticamente en el partido contra San Martín y además no tiene ese socio ideal para quebrar líneas con pases exactos.

La falta de orden para presionar desgasta mucho a los “players”, ya que empiezan a correr mal el terreno y están siempre detrás de su marcador. Gago también ordenaba esta faceta saliendo a atacar al defensor en el momento exacto. En el último encuentro este desgaste quedó evidenciado en jugadores como Meli, Martínez y Colazo, quienes sufrieron con su marca y llegaron siempre tarde a cortar.

Sin dudas, la principal virtud de Fernando es la exactitud que tiene para distribuir el juego. Esa distribución no sólo sirve para salir jugando limpio desde atrás, sino que también ordena a sus compañeros. Él era quien definía por donde se atacaba y eso hacía que el resto entendiera por dónde tenían que moverse.

Todo parece indicar que Pablo Pérez tendrá su chance en los siguientes partidos. El ex Newell’s tiene mayor recorrido que el ex Velez, pero no tiene las mismas características en la presión alta y el toque corto.

Además, para el partido contra Estudiantes, Lodeiro tendrá que irse con la selección uruguaya. De esta forma el medio no tendrá los mismos nombres que el encuentro anterior. La operación “suplir a Pintita” viene complicada…

You may also like...