Se acerca el bicampeonato del Xeneize

BY: Martin Arzer

Con un doblete de Wanchope, Boca venció 2-0 en la Bombonera al duro Unión y está a un paso de la consagración.

En la Bombonera y con el arbitraje de Germán Delfino, Boca Juniors se jugaba el primero de cuatro partidos claves en diez días, para la obtención de un título y el pase a octavos de final de la Copa Libertadores. Presionado, con nervios, con dificultad y bajo rendimientos de algunos jugadores le ganó 2 a 0 a Unión con un doblete de Ramón “Wanchope” Abila y aseguró el primer puesto en el la Superliga del Futbol Argentino.

El partido fue disputado, áspero, resultó incómodo para el equipo comandado por Guillermo y Gustavo Barros Schelotto, que padeció un par de aproximaciones en las que el conjunto de Santa Fe, dirigido por Leonardo Madelón se acercó con tres o cuatro hombres al área de Boca, pero no resolvió correctamente la última puntada; una clara la tuvo Franco Fragapane, ex Boca, donde le quedó un balón suelto tras una jugada preparada, y Agustín Rossi debió responder para evitar la caída de su valla.

La primera jugada clara de gol para el equipo de la Ribera fue a los 24 minutos del primer tiempo cuando Pavón bajó el esférico de cabeza para Wanchope, que lo aguantó y cedió para la llegada del siete. Nereo alcanzó a desviar el disparo que luego dio en el travesaño y salió. Más allá de esa situación, en los primeros cuarenta y cinco minutos se vio un Boca lento y nervioso, por lo cual cometió imprecisiones.

Los goles llegaron a falta de 15 minutos para el final, a los 32 minutos del segundo tiempo, tras un milimétrico pelotazo de Pablo Pérez, Pavón dibujó una asistencia quirúrgica para Abila, quien anotó el 1-0. Nuevamente a los 42 del segundo tiempo, Abila recibiendo apareado con un defensor, quitándose la marca con un giro, gambeteando al arquero Fernández y definiendo con el arco vacío para cerrar el partido 2-0 y anotar su doblete en la cuenta personal.

Los puntos más altos del partido fueron para Ramón Abila, que además de los dos goles aguanto varias pelotas, Agustín Rossi que salvo al equipo de la caída en dos oportunidades y el siempre mencionado “7 bravo”, Cristian Pavón que por más de que tenga un mal partido hace la diferencia porque recupera pelotas, corre y mete pases de gol.

Posterior al partido pudimos dialogar con Ramón Abila autor de los goles de la victoria, quien decía: “Es muy fácil jugar con Pavón, es un fenómeno uno que lo ve día a día sabe el potencial que tiene. Era un partido clave para dar ese paso que nos falta. Fue un desahogo”. Al finalizar la charla dejo en claro: “Estamos cerca de completar la palabra Campeón, pero falta lo más importante”.

También pudimos hablar con quién quizás no está pasando el mejor momento en Boca pero sí que ayer cumplió con dos atajadas claves para mantener el arco el cero, Agustín Rossi y afirmo: “Era un partido que había que ganar como sea”.

Para finalizar hablo el Director Técnico Guillermo Barros Schelotto: “Creo que se dio un partido trabado contra un rival duro como Unión, destaco la tranquilidad del equipo y la actitud del seguro tiempo. Hoy estábamos mentalizados en conseguir los tres puntos”; Finalizo diciendo: “Ya hay que hacer un paréntesis y pensar en el partido contra Gimnasia”.

Boca, que encabeza la tabla de posiciones con 56 puntos, tres puntos por encima de Godoy Cruz, pero con un partido menos sigue con una agenda cargada hasta el cierre del semestre, ya que el próximo miércoles jugará en La Plata a las 20 horas el postergado ante Gimnasia y Esgrima (En el Bosque y sin visitantes por decisión de APREVIDE), el domingo visitará a Huracán en Parque Patricios y el otro miércoles recibirá a Alianza Lima nuevamente en el Estadio Alberto José Armando, en un partido definitorio para su futuro en la Copa.

You may also like...