El mediocampista tiene un esguince grado dos en el ligamento colateral de la rodilla derecha. No deberá operarse y apuntan a que arranque la pretemporada a la par de sus compañeros.

La buena noticia es que no deberá operarse -en un momento se temió que la lesión sea quirúrgica- y apuntarán a que arranque la pretemporada a la par de sus compañeros. Las recomendaciones indican tres semanas de inmovilización para la zona afectada y luego un trabajo de rehabilitación.

El futbolista sufrió el esguince cuando recibió una falta de Nahuel Arena, durante el partido de ayer frente a Godoy Cruz en la Bombonera. El ex Talleres debió ser reemplazado en el entretiempo y ya tiene una fecha en mente: el 15 de junio, cuando Boca comience a entrenarse en Cardales.